Teléfonos y Horarios

LA QUIROPRAXIA DURANTE EL EMBARAZO

Nuestro cuerpo cuenta con un centro de inteligencia que controla todas sus funciones y regula cómo éste se adapta al medio ambiente en el que se encuentre. Éste se llama el sistema nervioso central, compuesto por el cerebro y la médula espinal. Tal es la importancia del sistema nervioso central, que está protegido por el cráneo y la columna vertebral. Cuidar de la columna es una prioridad en cualquier etapa de nuestra vida, pero es especialmente significativo durante el embarazo. 

LA QUIROPRAXIA DURANTE EL EMBARAZO

El balance y alineamiento de la columna y la pelvis a lo largo del embarazo no sólo afecta el funcionamiento del cuerpo de la madre, sino que también perjudica la posición del bebé. Los quiroprácticos analizamos la columna, localizamos las áreas donde existen subluxaciones y realizamos ajustes quiroprácticos para liberar al sistema nervioso de interferencia. Al hacerlo, se permite que la energía del cuerpo de la madre y del bebé a enfocarse en alimentación, crecimiento y salud.

Todas las mujeres embarazadas deberían recibir cuidado quiropráctico, ya que contribuiría a un embarazo más llevadero y ayudaría a preparar el cuerpo para el proceso de dar a luz. Por ejemplo, un ajuste dirigido a restaurar el movimiento de la pelvis, libera la tensión innecesaria en el útero y en los músculos del piso pélvico y por ende facilita la secuencia del parto. El ajuste quiropráctico afecta positivamente al cerebro, promoviendo un estado de paz y bienestar, el cual es tan necesario durante el embarazo y el parto. De igual forma, se restauran las funciones óptimas de los nervios, músculos y ligamentos asociados al embarazo y al parto. Por otro lado, permite que la pelvis se mueva libremente y no ejerza presión a la forma del útero y por ende la posición del bebé. 

Los bebés se mueven libremente durante el embarazo y se acomodan en la posición de nacimiento alrededor de las 35-37 semanas. La posición ideal de un bebé es con la cabeza hacia abajo, mirando hacia el lado derecho y hacia la columna de la mamá. Muchas cosas pueden afectar el movimiento y la posición del bebé. Entre ellas se encuentran las subluxaciones y alteraciones posturales que adoptamos en nuestra vida cotidiana, ya sea por ocupación, estilos sedentarios, actividades repetitivas o lesiones pasadas. Cuando la pelvis está desalineada, se crea tensión en el ligamento redondo y el ligamento uterosacral, implementando un componente rotacional al útero y dificultando al bebé adoptar una posición idónea.

Los ajustes quiroprácticos deben ser parte esencial de la preparación de una familia para recibir al nuevo bebé. Ya sea para restaurar el movimiento pélvico, suscitar la posición ideal del bebé, relajar los músculos y ligamentos, promover un estado de relajación o mantener un sistema nervioso libre de interferencia y saludable, la quiropraxia puede hacer la diferencia clave durante el embarazo y el parto.


Buscar



LA QUIROPRAXIA DURANTE EL EMBARAZO


Family Chiropractic - Quiropraxia Familiar Gorostiaga 1664 5º A - Belgrano - Buenos Aires - Argentina
(011) 4779-9121 / (011) 15-5879-4002    www.quiropraxiaba.com.ar

Posicionamiento en Buscadores - eMarketingPro | Diseño Web - NetOne